Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 5 de febrero de 2011

Supones todo, pero no sabes nada .

Cierra los ojos, quiero que imagines... imagina que estás sólo, que realmente lo estás; estás en el pico más alto de una montaña desconocida, hace mucho frío, te tiritan las manos, incluso tu respiración varía impidiéndote hablar con normalidad. Estás inquieto, te falta algo y te das cuenta de que necesitas amar. Te queman las manos, te lloran los ojos y se agrieta tu garganta impidiéndote gritar. Das vueltas y vueltas en el mismo lugar intentando despertar; despiertas y aún estás ahí, en la cima de una montaña que nadie conoce, con el cuerpo entumecido, paralizado dentro de un reloj sin horas que consume tu vida, devorando tus días, y ese amor que aun no has podido dar...


No hay comentarios:

Publicar un comentario