Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.

martes, 21 de diciembre de 2010


Cuando sientes que tienes dos camino a elegir, dos direcciones por las que caminar. En el momento que llegas a la curva para girar a la dirección que deseas, te surgen millones de dudas en tu cabeza. Y es que, quieres vivir todo, lo que hay en un camino y lo que hay en el otro, y justamente cuando ya estas decidida a empezar un camino, aparecen cosas que te hacen volver atrás y no te dejan avanzar, y el tiempo pasa, y poco a poco las barreras que permitían empezar cada uno de esos caminos se van cerrando, y  quizás te quedes sin pasar. Cuando estas a punto de decidirte, aparecen cosas como: amor, amistad, felicidad, tristeza, dolor, alegría, soledad .. pero en las que más nos basamos, es en el amor y la felicidad. Entonces es ahí cuando a punto de girar a un camino, te das cuenta de que a lo mejor en ese camino no serás felíz y que en el otro sí. Y empiezas a pensar todas las cosas que te podrá traer un camino o te podrá traer el otro.
Empiezas a experimentar sueños y más sueños, ilusiones y mas ilusiones, sonrisas y más sonrisas, piensas cosas absurdas mientras sonríes, y piensas cosas imposibles, cosas que es imposible de que pasen .. Y es ahí cuando te das cuenta, de que a lo mejor el camino adecuado es el otro, el de no decidir nada,  sino de soñar en el momento, vivir millones de ilusiones justo en el momento, y soñar despierta. Simplemente, dejando que pasen las cosas tal y como deben de pasar, que corra el tiempo, y que poco a poco sin darte cuenta te encuentres en un mundo donde solo existan él y tú.

1 comentario:

  1. Me encaaaaaaaaanta(L), creo que es una de las mejores entradas que he visto nunca... Muchas FELICIDADES!

    ResponderEliminar