Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 26 de diciembre de 2010

No decidas, disfruta .


Hay momentos en la vida en los que hay que pararse y elegir. Desde pequeños elegimos unas cosas u otras... Rojo o azul. Llorar o no llorar. Jugar o dormir. 
Pero estas decisiones se van acentuando, y cada vez son más importantes... Ir o no ir. Lanzarse o reprimirse. Creer o no creer. Insistir u olvidar. 
Hasta que se llega a un punto en que estas decisiones marcan tu vida... Quedarse llorando en casa o coger ese avión en busca del olvido. Bañarse en esos profundos ojos o resistirse. Bailar sobre esa piel morena o quedarse mirando la tele. Besar esos labios carnosos o no hacerlo a expensas del qué dirán o del qué haré luego.
Pero finalmente, decides. Y te Lanzas. Y coges ese avión, y te bañas, y bailas, y, sobre todo, besas.
Y, más tarde, cuando el amor decide por ti, no te preocupas por nada. Porque la vida se pinta de color de rosa, y ya no es ni rojo ni azul. Porque ya no hace falta ni ir, ni lanzarse, ni creer, ni insistir. Porque te has enamorado y ya no tienes que decidir... Sólo tienes que disfrutar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario